Tras la moda de las criptomonedas, ahora los NFT o Non-Fungible Tokens están ganando cada vez más protagonismo. Hace unos años, pocas personas habían oído hablar de bitcoin, mientras que actualmente tiene un valor inimaginable.

Así, los NFT están alcanzando valores muy altos y están despertando cada vez mayor interés, considerados la respuesta digital a las piezas de colección. En este post te contamos todo lo que debe saber sobre estos nuevos activos digitales.

¿Qué son?

En primer lugar, hay dos tipos de activos digitales: los recursos que representa un activo real digitalizado, como un valor financiero, acción de una empresa o inmueble, y los que han sido creados digitalmente y tienen valor por sí mismos. Estos últimos son los que están tomando fuerza últimamente.

Características

  • Únicos: se puede certificar que la propiedad es única y original, independientemente de que se pueda compartir por internet. No hay dos iguales y el valor está en su certificación de propiedad, más que en la pieza en sí.
  • No son interoperables, pero sí se pueden intercambiar.
  • Indivisibles: a diferencia de las criptodivisas, los nuevos activos digitales no pueden ser fragmentados.
  • Indestructibles: se almacenan en blockchain a través de un contrato inteligente que hace que no se pueden destruir, ni replicar.
  • Propiedad absoluta: pertenece completamente al comprador, pues son personales y únicos.
  • Verificables: este tipo de tecnología permite completa trazabilidad, por lo que queda registrado el historial y es inalterable.

Con base en la tecnología blockchain

Una cadena de bloques o blockchain, explicado de forma sencilla, es una red que verifica simultáneamente los datos en un libro de contabilidad digital. Esta tecnología es muy útil, pues permite estructurar los datos aumentando su seguridad, asegura la trazabilidad y descentraliza el control de las acciones. Permite perfectamente tener activos virtuales o coleccionables mediante lo que se conoce como tokenización. Se basan en la red Ethereum.

Ejemplos de NFT

Están teniendo especialmente éxito en el arte. Por ejemplo, una empresa en China ha creado un robot con inteligencia artificial que pinta retratos que se venden como NFT en subastas. Igualmente, han salido a la venta obras de autores tan conocidos como Banksy o el collage con miles de imágenes del artista Beeple. También se han vendido tuits, memes, gifts, muebles virtuales, obras musicales... Se trata en definitiva de una tendencia donde se empiezan a mover cantidades cada vez mayores en ámbitos diversos.

En definitiva, la tokenización de activos mediante blockchain presenta un gran potencial y podría incluso facilitar nuevas vías de financiación, garantizar inversiones seguras y programar dinero digital. Hace posible transacciones más rápidas, baratas y transparentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *