Imagen de portada entrada "Ciberseguridad en las empresas". Los ciberataques son una gran problema

Según avanza la digitalización, también lo hacen los ciberataques. Por tanto, tener en cuenta la ciberseguridad es vital para el éxito de la transformación digital de cualquier empresa. A diario, se trabaja con gran volumen de información sensible que es objetivo frecuente de ciberataques y es necesario mantenerla lejos de manos equivocadas. En este post de explicamos cuáles son las principales amenazas y cómo reducir el riesgo de que afecten a tu organización. 

Principales tipos de ciberataques

Algunos de los ciberataques más frecuentes que reciben las empresas son:

  • Ransomware: es un programa de software malicioso que se encuentra en el propio equipo y que se instala normalmente a través de un archivo adjunto de correo o por medio de una aplicación de la web. Suele mostrar mensajes que exigen el pago de cierta cantidad de dinero para poder recuperar datos. Para evitarlo es importante no abrir correos sospechosos, no descargar aplicaciones no seguras, contar con un antivirus y tener copia de seguridad de los datos.
  • Spyware: busca conseguir información sensible del usuario. Entra en el equipo de formas similares al anterior, a través de un software, que incluso puede encontrase en un plugin del propio navegador. Es recomendable leer siempre los permisos de las aplicaciones que se instalan y rastrear programas sospechosos con el antivirus para eliminarlos.
  • Phising: se envía un comunicado similar a los de una persona o empresa de confianza para que el receptor acceda al sitio web y proporcione información sensible, como contraseñas o datos bancarios. Se pueden detectar estos correos poniendo atención al remitente, ya que varía una parte.
  • DOS: se envían repetidas peticiones al servidor hasta que sea incapaz de atenderlas y colapse. El objetivo principal de este ataque es que la web de la empresa deje de funcionar, lo que genera daños económicos y operativos.

El primer paso es prevenirlos

Es importante mantener todos los dispositivos actualizados y disponer de sistemas de seguridad informática adecuados. Además, es recomendable cambiar periódicamente las contraseñas y que estas siempre tengan un nivel de seguridad elevado. A su vez, contar con una web segura es clave para evitar ciberataques, al igual que cifrar y proteger todos los archivos, restringiendo los permisos y accesos. 

Igualmente, es recomendable evitar el uso de redes wifi abiertas, ya que aumenta la posibilidad de recibir ciberataques. Por último, dar formación permanente a los empleados en materia de seguridad y realizar auditorías de seguridad periódicas se consideran prácticas fundamentales.

¿Cómo detectarlos?

Existen algunas señales que muestran indicios de posibles ciberataques, como las siguientes:

  • Aparecen publicaciones no autorizadas en redes sociales. 
  • Envío de correos electrónicos sin consentimiento.
  • Tráfico de red y de consumo de recursos muy alto y mantenido en el tiempo, incluso cuando los equipos están apagados.
  • Incremento de la actividad del disco duro.
  • Aumento de archivos no identificados en el sistema o dentro de los programas.
  • Recepción masiva de spam o correo basura al correo corporativo. Incluso, envío masivos que utilizan la dirección de una de las cuentas corporativas.
  • Numerosas solicitudes de conexión de la misma dirección detenidas por el firewall.
  • Errores continuos en los sistemas de autenticación con contraseña, pues estas han podido ser cambiadas por ciberdelincuentes. 
  • Problemas de conexión, lentitud o errores al conectar en los dispositivos móviles. 

 

Finalmente, es importante contar con la tecnología adecuada en materia de ciberseguridad que proporcione las medidas más adecuadas para tu empresa, como WIDS, que es capaz de analizar en tiempo real el tráfico de gestión wifi e identificar ataques, vulnerabilidades y accesos no autorizados. 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *