Inteligencia artificial y robótica. Imagen de portada

El uso de las nuevas tecnologías se ha convertido en una necesidad para aquellas empresas que quieren entrar en la transformación digital, pero, además, la combinación de tecnologías es la clave de la actual revolución industrial. En este post te hablamos de la relación de robótica e inteligencia artificial y de las aplicaciones que tienen en numerosas actividades de empresas de varios sectores.

Robótica e inteligencia artificial: ¿Cómo se relacionan?

La inteligencia artificial supone la creación de máquinas que tengan características parecidas a las del ser humano. La robótica, por su parte es la industria que se relaciona con la construcción y operación de robots. Sin embargo, no debemos pensar solo en robots con aspecto humanoide, sino también en software, como los utilizados en RPA.

En relación con lo anterior, podemos decir que la relación entre robótica e inteligencia artificial se produce cuando la IA se aplica a los robots, de manera que estos pueden realizar tareas con autonomía y, además, tomar decisiones sobre cómo hacer un determinado trabajo aplicando unos requisitos concretos.

Aplicaciones de la robótica con inteligencia artificial

Algunas tareas que, hasta hace unos años, realizaban las personas, han pasado a hacerse por robots dotados con IA, de manera que los trabajadores se pueden centrar en actividades de mayor valor y creatividad para las empresas en las que trabajan.

Algunas de las aplicaciones que demuestran la simbiosis entre robótica e inteligencia artificial son las siguientes:

  • Cadenas de montaje. La industria es uno de los sectores donde lleva más tiempo aplicándose la robótica combinada con la inteligencia artificial. Por ejemplo, es bastante habitual ver en las fábricas de vehículos como los robots realizan tareas automatizadas para el ensamblaje o montaje.
  • Centro logístico automatizado. En un almacén automatizado los robots funcionan de forma autónoma de manera que, por ejemplo, si se trata de un almacén de un gran supermercado, pueden despaletizar los envíos de cada fabricante y organizar los pedidos para cada tienda, optimizando siempre el espacio. De esta manera se previenen sobreesfuerzos de los trabajadores y accidentes laborales.
  • Supervisión de maquinaria. El mantenimiento adecuado de la maquinaria industrial es una de las claves para optimizar los resultados. Los robots dotados de inteligencia artificial pueden realizar esta tarea para mejorar la eficacia de los equipos y la productividad. En este sentido pueden hacer tareas como:
    • Detectar errores en el funcionamiento y paralizar la actividad para evitar problemas.
    • Identificar formas de mejorar las tareas que se realizan.
    • Recopilar información para favorecer la toma de decisiones.
  • Embalaje. La combinación de robótica e inteligencia artificial se utiliza también en la industria para el embalaje. Los robots realizan tareas repetitivas para embalar productos, pero, además, gracias a sus sensores y a la IA, son capaces de tomar decisiones en base a la información que obtienen.
  • Cirugía asistida por robots. La cirugía asistida por robots es una forma de realizar cirugía mediante herramienta unidas a un brazo robótico, de manera que el cirujano maneja el brazo con un ordenador. Esto permite una gran precisión y rapidez a la hora de realizar operaciones complejas.
  • Atención al cliente. Muchas empresas de diversos sectores ya utilizan la combinación de robótica e inteligencia artificial para atender de forma más eficaz a sus clientes. Se trata de chatbots que son programas de ordenador que hacen una labor de teleoperador. El programa da soluciones a los problemas de los usuarios y aprende a medida que pasa el tiempo. En algunos casos la atención al cliente mediante robots es física ya que se trata de robots que se desplazan y atienden directamente al público, por ejemplo, en una cafetería o en una recepción.
  • Automatización de procesos. La utilización de robótica e inteligencia artificial facilita la automatización de tareas y la toma de decisiones sin necesidad de que intervengan personas. Esto no significa que las personas queden excluidas, sino que los robots complementan y ayudan.
  • Procesamiento de textos y documentación. Por ejemplo, se puede utilizar la automatización junto con la IA por parte de los abogados para gestionar la documentación del despacho, organizar los asuntos y mantener informados a los clientes.
  • Transporte sin conductor. El uso de drones y de vehículos sin conductor se puede utilizar en multitud de situaciones. Por ejemplo, en el caso de un desastre natural para transportar medicinas a un lugar que es inaccesible o en el transporte de mercancías. En el caso del transporte militar, también se puede aplicar, es el caso de los aviones teledirigidos, por ejemplo.

Tal y como has visto la simbiosis entre robótica e inteligencia artificial abre un mundo de posibilidades a las empresas, con independencia de su tamaño, en un entorno cada vez más cambiante y competitivo. En Teknei sabemos que aplicar nuevas tecnologías puede ser el elemento esencial para diferenciar tus productos o servicios de los de la competencia y aumentar tu productividad y tu cuota de mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *